Fases Lunares

Inicio » Fases Lunares

Descubre los beneficios del uso de las fases lunares para los distintos rituales

Fase lunar actual:


Fases Lunares

Fases Lunares:

Nueva, Creciente, Llena, Menguante

Luna Nueva: En esta fase la luna parece totalmente negra o de lo contrario, no podemos ver la luna de noche. La duración de esta fase se considera 2 días.

Esta fase introduce la fase creciente. Algunos brujos aconsejan y dicen que no se debe efectuar rituales hasta que empezó la fase creciente. Esta fase sirve para iniciar rituales de crecimiento personal, curación y bendiciones de nuevos proyectos. También es bueno para limpiar y consagrar las herramientas mágicas. En este ciclo donde se reúne el sol y la luna, es el comienzo de una etapa que se presenta propicia para realizar nuevos proyectos y comenzarlos con gran positivismo. Lograremos en estos días realizar una buena desintoxicación de nuestro organismo, ya que es un buen momento para realizar un ayuno, que ayudará a este cometido. Es una buena oportunidad para abandonar, dejar los malos hábitos y costumbres que nos perjudican y emprender algo nuevo, como la decisión de dejar de fumar y comenzar a realizar una rutina de actividades que mejorarán nuestra calidad de vida. En esta época nos encontramos mas serenos psicológicamente, lo que nos ayudará a superar cualquier inconveniente o cualquier carencia, así como también eliminar algún exceso. En contraposición con la fase de la luna llena, donde las reacciones son más viscerales, en esta fase podemos ejercer un mayor autocontrol de nuestras conductas. Es aconsejable durante esta fase proponerse deseos orientados a mejorar nuestro estado del organismo y a elevar nuestros sentimientos. Debemos aprovechar estos días para por ejemplo dejar de beber, dejar de fumar… y si fuera el caso, también es una buena fase para comenzar a realizar cualquier tratamiento que nos aleje de la bulimia o de la anorexia.

Luna Creciente: A la Luna se le llama creciente cuando ésta pasa de nueva a llena, cuando esta incrementando en tamaño y visibilidad o también cuando hay luz en el lado derecho de la luna.

En esta fase se efectúan hechizos que atraen o incrementa algo como puede ser: hechizos de amor, poderes, dinero. También es una buena fase lunar para rituales de protección y curación. Es el tiempo perfecto para hacer deseos, clarividencia y fertilidad. El organismo comienza a estar predispuesto a crecer y agrandarse a medida que la luna en esta fase comienza a crecer en luz. Comienzan los días adecuados para poder recuperar las fuerzas perdidas y reponer todas las energías que estaban bajas. Todo nuestro cuerpo comienza a asimilar todo aquello que comemos o bebemos, así como todo lo que se aplica sobre nuestra piel, ya que nuestro organismo se encuentra más perceptivo y mejor preparado para ello. Debido a esto, todo lo que comamos nos engordará más, así sea lo mismo que hemos consumido en otras fases lunares. Por esta gran asimilación de nuestro cuerpo, son días favorables para la ingesta de vitaminas y minerales, si es que nos encontramos con carencias de ellas. El aspecto más negativo estará dado por la dificultad de recuperarse de intoxicaciones o de malestares provocados por el consumo de distintos alimentos. Lo conveniente será prestar mucha atención en las fechas de envasado y vencimiento de los productos que vamos a consumir. Además, es muy positivo comenzar a incluir en nuestra dieta, durante estos días, los minerales o las vitaminas que sean necesarias para sentirnos mejor. Es buena época para realizar tratamientos en la piel, con la aplicación de cremas o pomadas de limpieza o nutrición. Se pueden utilizar flores y frutos como materias primas en la elaboración de ungüentos, ya que estos elementos de la naturaleza se encuentran más enriquecidos. Esta fase de la luna creciente influye en el crecimiento de cabellos y uñas, por eso si deseamos que éstos crezcan más rápidamente deberemos aprovechar estos días para realizar dichos cortes, y no es conveniente realizarse depilaciones, ya que no se logrará el efecto deseado y éstas se deberán realizar con mayor frecuencia.

Luna Llena: En esta fase la luna se presenta totalmente redonda. Algunos consideran luna llena durante 3 días antes y después, y otros efectúan hechizos solo en las pocas horas de la luna llena. En esta fase la luna tiene sus máximos poderes y se puede efectuar hechizos de tipo como en la fase creciente, sobre todo hechizos de protección y adivinación. La luna cuya posición es opuesta al sol se encuentra durante esta fase, llena de luz. La razón y los sentimientos se encuentran más alejados de su influencia, pero nuestro organismo es y se encuentra sometido a una inmensa presión. Se considera que la luna provoca un gran efecto embriagador sobre todo nuestro cuerpo ya que éste tiende a retener líquidos. Además nos encontramos sumamente sensibilizados a nivel orgánico, por lo que hay que tener cuidado con lo que consumimos y debemos comer con cuidado y con moderación. También provoca variaciones en las mareas biológicas y esto repercute notoriamente en nuestro sistema nervioso, provocando distintos estados de tensión sin saber, en la mayoría de los casos, la razón de los mismos. Las emociones se encuentran a flor de piel, por lo que debemos estar atentos, ya que sus efectos se manifiestan directamente sobre nuestro cuerpo. También se presentan grandes trastornos psicosomáticos. Lo ideal es, durante el tiempo que dura esta fase de luna llena, que no se comience ninguna dieta para adelgazar, porque no se lograrán los resultados deseados. Además el consumo de medicación o la aplicación de vacunas pueden producir efectos secundarios no deseados. Si se sufre de dolores de cabeza, un remedio efectivo será la realización de duchas a presión, y si vives cerca del mar, será suficiente con acercarte a un lugar donde haya rompimiento de olas. Es necesario y útil hacer uso del sentido del humor para evitar tomarse las cosas muy en serio.

Luna Menguante: La Luna es menguante cuando la misma pasa de llena a nueva, cuando esta disminuyendo en visibilidad y tamaño, cuando el lado izquierdo tiene luz.

En esta fase se puede efectuar hechizos que disminuyen o quitan algo, como alejar enemigos, enfermedades, malas influencias o espíritus… Se debe hacer limpiezas de casas y personas. El cuerpo tiende a eliminar o desprenderse de todo lo que le sobra a medida que la luna va decreciendo en luz. Es decir de todo lo que fue acumulando durante las etapas que la luna se fue llenando de luz. El cuerpo comienza a prepararse para purificarse, eliminando toxinas, por lo que hay que aprovechar estos días, para hacer uso de nuestras energías realizando actividades que requieran esfuerzo y así poder sudar y limpiar nuestro organismo. Funciona positivamente todo proceso curativo tendiente a eliminar focos infecciosos, reducir inflamaciones o cualquier proceso que pueda afectar nuestra salud. Lo más acertado y aconsejable es realizar, durante estos días, ejercicios o actividades que requieran esfuerzo y resistencia, bebiendo a su vez mucho líquido. Es buen momento para comenzar una dieta y para eliminar las impurezas de la piel y del cutis, realizando tratamientos de limpieza. También cualquier tratamiento contra el acné que realicemos tendrá resultados más positivos en este período. También es una buena fase para aprovechar a cortarnos el pelo o las uñas, de ser así obtendremos un crecimiento más lento pero con mayor fortaleza.

Existen también estos cuatro guientes nombres, los cuales son: Gibosa Iluminante, Creciente Iluminante, Gibosa Creciente, Creciente Menguante.
Los cuales son utilizados en los intervalos de cada fase lunar que son cuatro, Luna Nueva, Luna Creciente, Luna Llena y Luna Menguante.